agosto 30, 2006

Sobre la sanación nuestra de cada día.


Nueve de la noche. Empotrado en mi oficina escucho "a day in the life" y luego "revolution". Pronto pediré al señor "Random" me acompañe para encontar un sabor nuevo a mis archiescuchados mp3, que sazonaron tanta fiesta saturando a más de algún oyente pasivo.

Este es de esos momentos en que se busca un remanso.... una pausa, el alivio que permita salir a la calle con cierta seguridad respecto a lo que se está haciendo y a su sentido. Una busqueda de alivio para la pena en su porfía, para esa melancolía de todo y nada que a veces nos visita.

Este espacio es también un pretexto para subir unos poemas de la serie "beloved-love poems". Son como instantaneas. Como esas fotos que nos hacen preguntarnos si existe lo que nos muestran, o cómo era aquello, si es que ya no existe.

Estos textos son en general bastante más nuevos que los de "Poemas y Entredichos". Bueno, de aquellos, "Something" pertenece a este grupo...

Un abrazo a todos.

G.T.



ESTACIÓN

Cuando el tren del adiós abra sus puertas
Subiremos desnudos y en silencio
Sin más guía que un sol en el pecho
Y el arrullo de un dulce amor deshojándose.

Atrás quedará la risa del mundo
Resonando vacía en la nostalgia:
Tus oídos buscarán otro canto
Y tus ojos ansiosos dejarán de preguntar.

Una semilla quedará en nuestras almas
Y un nuevo brote verá la luz:
Florecerán en la distancia nuestros sueños
Y se alzarán claras nuestras miradas.

Cuando el tren emprenda el viaje
Seremos cuatro en la estación:
Dos nos iremos con la tarde,
Y dos despediremos el vagón.



INQUIETUD FUNDAMENTAL

En qué se convertirá
El estruendo y el susurro
de tus manos francas y de tus blancas palabras?
Dónde caerá tu risa?
Dónde el misterio encontrará respuesta,
dónde tu alma descansará?

Un ave se me cruza a diario
Para que oiga sus historias
Y sus presagios de soledades sin nombre
Cuándo descansará tu mirada,
como aquella noche en que besé
tus párpados?

Soy quien susurra en la distancia
Soy mi propia sed
Soy quien no esperas...
Soy mi propio asombro detenido
Frente al gran espejo del mundo.



GUÍA


Tomo tu mano para cruzar los días
y las noches que nos distancian
disipadas
como sombras bajo el sol del mediodía.

Tomo tu mano en mi mano
para partir cada tarde
a sumergirme en el recuerdo
de las caricias que buscaré mañana
Sediento de ti, sediento de mí
Como quien vuelve a la casa de la infancia
por rescatar su propia imagen
y el olor de la tierra humedecida
y de las flores
Para sentir el sabor de cuanto vimos
a un metro del suelo
Para abrir los ojos
y dejar que la luz de un beso
nos devuelva a nuestro origen:
al mar, a la vida, al amor.



Guillermo Trommmel.

1 Comments:

Anonymous Patricio Borie said...

Desde los ochentas
desde el departamento
ese con balcon a la calle
ese donde todavía suenan canciones de almendra

Desde allí
desde el patio del colegio
desde el banco del lado
saludos al poeta generoso

Es simple y sincera es poesía
profunda
es de contenido autor que estalla en tinta de blog

Gracias por la invitación a verla
Pato Borie

9/12/2006  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home